• C/ Enramadilla 3, 41018 Sevilla. España
  • 954 53 76 53

Mensaje de la mamá de un niño intervenido de estrabismo

paciente de estrabismo

Soy la mamá de Marco, un niño de 4 años, y esta fue su “historia oftalmológica” hasta que descubrimos a la encomiable Dra. Merchante y su maravilloso equipo.

Hace dos años Marco sufrió un cuadro de fiebre bastante severo que se prolongó durante 10 días y, tras el cual, amaneció con un inesperado estrabismo en su ojo derecho, ocurriéndole lo mismo, al día siguiente pero más moderado, en su ojo izquierdo.

paciente de estrabismo

Lo llevé al servicio de urgencias del hospital que nos corresponde y mi sorpresa fue que no le dieron ninguna importancia, derivándolo a una cita ordinaria en Oftalmología del mismo. Pocas explicaciones me dieron, únicamente que tenía estrabismo (cosa que era evidente) y que tenía hipermetropía. No supe interpretar el informe que me facilitaron, únicamente que me dieron cita para varios meses después.

Mi incertidumbre llegó: -si necesita gafas, tratamiento de parche o cualquier otro método…, hasta cuándo tiene que esperar?-

Busqué por internet y me apareció la Clínica Oftalmológica San Bernardo, con la “buena suerte” que habían anulado una cita y la doctora lo podía atender al siguiente.

El trato del equipo y el de la doctora para con mi hijo fue maravilloso y muy adecuado para sus 2 añitos.

Tras el estudio que le hizo en la primera visita me indicó, bajo prescripción, que lo que más le urgía era que lo llevara al hospital para que le hicieran un estudio neurológico; le había diagnosticado un edema de papila.

Después de continuas supervisiones y tratamiento con parches oculares, al año justo ya lo tenía “preparado” para intervenirlo quirúrgicamente. Muy a destacar el increíble estudio que le realizó antes de la esperada intervención.

Llegó el día y, tras realizarle la operación en ambos ojitos, el resultado fue extraordinario, al igual que el seguimiento. Una vez más el trato humano destacaba a través de las llamadas de Paqui.

Un año después sigue genial, con sus revisiones periódicas a las que Marco siempre está dispuesto a acudir para a ver a la “Dra. Merchante” y “a las chicas”; y es que cuando a un niño pequeño no le da reparo en acudir a una cita médica y que uno de sus juegos sea jugar a la “doctora Merchante”… por algo será.

Muy agradecida a todo el equipo por su profesionalidad y trato: a María, Paqui, Marta, (lo tienen loquito, aunque se “corte” cuando las ve) y, por supuesto, a la Dra. Milagros Merchante.

La he recomendado cada vez que se ha dado el caso, y lo seguiré haciendo.

Cristina H.