Astenopía

La astenopía es la fatiga o cansancio ocular relacionados con el esfuerzo visual.

Se manifiesta mediante síntomas inespecíficos como dolor en o alrededor de los ojos, visión borrosa, enrojecimiento ocular, cefalea (dolor de cabeza), etc.; que se acentúan a lo largo del día en relación con el esfuerzo visual.

La astenopía se puede clasificar según la causa o factor desencadenante en varios tipos:

  • Ametrópica: Debida a la existencia de defectos de refracción no corregidos o a una inadecuada corrección óptica.
  • Muscular: Causada por la existencia de una foria que exige un esfuerzo continuado de la musculatura ocular extrínseca para el mantenimiento de la visión binocular.
  • Acomodativa: Debida al esfuerzo de acomodación, como consecuencia de mantener un enfoque de forma continuada en visión próxima (libros, monitores de ordenador, pantallas de teléfono móvil, etc.).
  • Nerviosa: Producida por factores individuales como enfermedades debilitantes, tensión constante, trastornos emocionales y psicológicos.

Existen factores ambientales y hábitos personales que pueden facilitar su aparición: mala iluminación, aire acondicionado, actividad visual constante frente a monitores de ordenador, etc.

El tratamiento de la astenopía se fundamenta en su prevención, mediante el tratamiento de la causa que la desencadena y la mejoría de los factores ambientales y hábitos personales: Trabajar con buena iluminación (a ser posible con luz natural), parpadear con frecuencia, realizar descansos programados durante la actividad visual (pausas de 5-10 minutos cada hora), etc.

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR

Aviso de cookies